Organización | Traducción | Parlamento Europeo

Organización

La Dirección General de Traducción (DG TRAD) está integrada mayoritariamente por las unidades lingüísticas (una unidad por lengua) y su lugar de trabajo principal es Luxemburgo.

En la actualidad contamos con unos 660 traductores, 250 asistentes y otros 235 colaboradores, que juntos hacen posible la comunicación escrita multilingüe en el Parlamento Europeo.
Traducimos documentos a las 24 lenguas oficiales, lo que supone un total de 552 combinaciones posibles, dado que cada lengua puede traducirse a otras 23. Por lo tanto, no siempre es posible traducir directamente desde todas las lenguas de origen a todas las lenguas de destino. Para hacer frente a esta situación, el Parlamento Europeo viene utilizando desde 2004 un sistema de lenguas pívot: cuando resulta necesario, el texto se traduce primero al inglés, el francés o el alemán y luego de esa lengua a las demás. Por ejemplo, cuando un eurodiputado checo presenta una enmienda legislativa en checo, este texto se puede traducir primero al inglés y luego al español, griego, lituano, etc.
Los traductores colaboran estrechamente con los asistentes, que facilitan el proceso de traducción preparando y finalizando los documentos con la ayuda de herramientas informáticas muy especializadas y realizando otras labores auxiliares.

Por otra parte, varias unidades de apoyo contribuyen a hacer más fácil el trabajo de las unidades lingüísticas. Por ejemplo, la Unidad de Informática y Apoyo a las Tecnologías de la Información ofrece una asistencia informática tanto general como específica para la traducción, y la Unidad de Planificación recibe las solicitudes de traducción y programa todos los trabajos de modo que las traducciones estén disponibles a su debido tiempo.

Además de las unidades de traducción y de apoyo, la Dirección General de Traducción dispone también de una Unidad de Lenguaje Claro y Verificación de Textos. Los autores de textos no legislativos redactados en inglés o francés, con independencia de cuál sea su posición dentro del Parlamento, pueden enviar sus textos a esta Unidad para su revisión lingüística. El objetivo es garantizar la alta calidad de los documentos del Parlamento prestando a los autores la ayuda que precisen y facilitando en lo posible la redacción de textos. Ofrecer textos claros, bien redactados y comprensibles es un elemento esencial para consolidar la credibilidad y la imagen del Parlamento ante los ciudadanos y los organismos internacionales de Europa y el resto del mundo. La claridad de los originales también facilita la traducción y garantiza la coherencia entre las distintas versiones lingüísticas.

Oficinas de los servicios de traducción en Luxemburgo

Edificios donde trabajan traductores del Parlamento Europeo